Hola Bestfriends, bienvenidas al Fanclub de Boyfriend en Perú.


No estás conectado. Conéctate o registrate

regalo de cumpleaños(aveces pedir perdon,noes suficiente......hay q humillarce)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

jun dong seok

avatar
I'm GirlFriend
I'm GirlFriend
capitulo2
Ya había pasado como unas tres horas en la misma posición, pensando y pensando, con el corazón latiendo rápido y la respiración algo cortada.
Era ya de noche y ella aun no hallaba como pedirle disculpas al grosero, huraño, malvado, desgraciado…

—¡Basta!, si sigo insultándolo, no lograre nada—se dijo, pensando en el incidente apenas ocurrido unas horas atrás.

Detestaba a jeongmin, mucho, de hecho no soportaba su presencia casi nunca, solo en los días en los que la señora lee estaba presente ya que debido a eso, el chico se mantenía quieto como una estatua, tan tranquilo y sereno como un monje y tan mudo como un mimo.

Pero bueno, los días que la señora lee pasaba con ellos tres eran pocos, debido a su trabajo en la empresa de su familia y a sus citas de negocios con algunos socios y demás.

Era lógico que debido a su ausencia, jeongmin tuviera muchas oportunidades para molestarla con sus singulares comentarios y con sus groserías e insultos.

Pero aunque ella lo detestaba y deseaba con su alma que dejara de molestarla tanto, en ningún momento había deseado hacerle daño, por lo menos un daño físico y mucho menos que se lastimara como se había lastimado.

—Bien, es hora— se dijo, saliendo de su habitación para caminar en dirección a "La habitación prohibida" y tocar la puerta un par de veces, anunciándose.

No hubo respuesta, así que volvió a tocar de una forma un poco más insistente.

—¿Quién es?— preguntó su idiota personal desde adentro y daniela suspiro un poco.

—Soy daniela…— respondió bajito, pero fue suficiente para que jeongmin la escuchara y abriera la puerta.

jun(daniela) se congelo por un momento y reunió valor, pero antes de hablar…

¡Puf!

le jeongmin le había cerrado la puerta en su cara.

—¡Eres un…!— iba a gritar pero no dijo nada, después de todo las disculpas las tenia que dar ella.

Por ahora…

Pensó por unos segundos y acto seguido camino hacia el jardín de la enorme casa de los Lee, donde podían observarse las ventanas de cada habitación y en específico la de ella y la del engendro del mal, desgraciado ese…

—Ok, ya, no lo insultare… por ahora— volvió a hablarse a si misma, buscando una escalera por ahí, misma que le servía al jardinero para hacer sus labores de jardinería, pero que a ella le funcionaria como un medio para disculparse...

Subió lentamente por la escalera, pensando en su poca imaginación y coloco ambos pies sobre una bardita que estaba debajo de la ventana de Lee.(jeongmin)

Se levanto con cuidado, una vez que se sintió segura y asomo la cabeza, observando la habitación con algo de detenimiento:

Un estante con un montón de libros ordenados alfabéticamente, una computadora en un escritorio, un equipo de música algo envidiable, un montón de CD´s apilados de forma organizada y una cama cubierta por sabanas de tonalidades verdes.

Se sorprendió, ese chico a pesar de ser un grosero, era bastante ordenado con sus cosas.

—Que interesante— susurro, antes de ver como el chico hacia su aparición en medio de la habitación y ante su asombro comenzaba a… desvestirse.

¡Ese ingrato va al gimnasio!

Se sonrojo ante el pensamiento, pues nunca lo había visto de aquella forma y fue esa misma razón la que la obligo a desviar la mirada y retroceder un poquito, pero accidentalmente su pie golpeo la escalera y esta cayó al piso, dejándola, literalmente, entre la espada y la pared.

—No puede ser:no: —susurro, sonrojada y nerviosa, pues no hallaba como iba a salir de ese enredo y menos como iba a hacerle para que Lee no pensara que estaba ahí para verlo desnudarse o cosas similares que él seguramente le diría.

Se asomo de nuevo, procurando no ser vista y lanzó un suspiro de alivio al ver que él ya estaba vestido nuevamente con ropa distinta, que suponía, utilizaba para dormir.

Suspiro otra vez y se atrevió a tocar un par de veces el cristal, atrayendo la atención del castaño que se sorprendió al verla ahí e inmediatamente avanzo a la ventana, pero no para ayudarla o escucharla, sino para cerrar las cortinas en un acto que dejo a daniela atónita y molesta.

—¡Lee!, ¡Que idio…!— iba a gritar pero un paso en falso la hizo retroceder por completo.

No pudo decir mas puesto que sus pies resbalaron de la bardita y eso solo indicaba que caería de una forma muy dolorosa, antes de que eso pasara, la ventana se abrió rápidamente, jeongmin salió y sostuvo su mano para después subirla.

—¡Eres una tonta!— gritó, sosteniéndola con la mano que no estaba herida.(osea cuando se golpeo con el vidirio a ustedes saben en el cap 1 lo dice xD)

daniela se sonrojo un poco ya que el chico tuvo que tomarla de la cintura para que ella entrara a su habitación, sin embargo una vez estuvo ahí, se separo rápidamente de él, viendo como la observaba con un semblante desesperado y molesto.

—¡¿Que quieres? ¡Porque haces tonterías como esas!, ¡Pudiste caerte con lo tonta que eres!— gritó él.

—¡Cállate!, ¡Si me hubieras abierto la puerta desde un principio no habría pasado nada!

—¡Entonces que quieres!FeelingBlue6 — preguntó enérgico y ella agacho un poco la cabeza ante la sorpresa del castaño.

—Solo… vine a decirte que siento lo que paso con tu mano, no quería herirte— respondió, pero antes de que jeongmin contestara, ella levantó la mirada con algo de enfado —Pero con lo grosero que eres ¡No te mereces nada!— exclamó.

—¡Bien!, ¡Entonces vete de aquí!mad0blue 

—¡Ni quien quiera pasar tiempo contigo!—respondió, para salir luego, dando un portazo.

Y aunque estaba un poco enojada, se sintió satisfecha internamente.

Por lo menos ya se había disculpado.


Los días pasaron y finalmente llego el tan esperado 1° de Abril, cumpleaños número 18 de daniela, quien ahora descansaba plácidamente en su habitación como una mañana de Domingo completamente normal, sin preocupaciones…

—¡Happy Birthday daniela!— fue el grito de Minhye, que ingresó a su habitación en ese momento, provocando que la chica saltara de su cama del susto.

daniela abrió bien sus ojos negros y sonrió al verla a ella junto con la señora lee con un pequeño pastel en las manos y dos cajitas de regalo.

—Muchas gracias fio(minhye), Señora lee— respondió, una vez ambas se acercaron y se sentaron junto con ella en el borde de la cama.

—No hay nada que agradecer, sabes que eres como mi hija— respondió la señora lee, extendiéndole su respectivo regalo de cumpleaños con amabilidad y cariño.

—Y para mí, eres como mi hermana— continuo Minhye, extendiendo también su regalo y pidiéndole que apagara las velitas del pastel que le había costado tanto trabajo hornear.

daniela obedeció y una vez apago las velitas abrió ambos regalos, encontrándose con un hermoso reloj de muñeca en forma de flor de y un collar con una hermosa piedra zafiro, misma que colgaba hermosamente de el.

—Son hermosos, muchas gracias— exclamó con emoción, para después recibir un abrazo de parte de ambas, que se quedaron con ella durante algunos minutos mas, compartiendo ese momento tan especial.

Finalmente las dos se levantaron de la cama y recogieron los platos que habían usado para comer el pastel.

—Bueno, creo que te dejamos sola para que te cambies de ropa, después de todo tienes una cita con tus amigas el día de hoy— dijo la señora lee, para después salir junto con Minhye de la habitación.

daniela sonrió y se levanto de su cama, se cambio de ropa y guardo sus regalos en uno de los cajones de su escritorio. Una vez estuvo lista para su cita de esa tarde, salió al pasillo donde se encontró con jeongmin que la vio alzando una ceja con algo de burla.

Pero para su sorpresa el chico en lugar de insultarla, la ignoro olímpicamente y se fue.

daniela no supo ni que hacer o como actuar ante su actitud, por lo que simplemente bufo y luego de despedirse de la señora lee y de Minhye, salió de la casa, ligeramente molesta por el gesto del castaño para con ella ese día.

Y no era que estuviera esperando un regalo, una tarjeta y mucho menos un abrazo de cumpleaños de su parte, simple y sencillamente esa actitud suya había comenzado desde el incidente en su habitación días atrás.

El chico la veía y medio se burlaba de ella, algunas veces solo le lanzaba un comentario pero era todo y a diferencia de los días anteriores, hoy, justamente hoy, la había ignorado por completo…

Cambio un poco su semblante y esta vez comenzó a sentirse algo culpable.

¿Acaso seguía molesto?

—Pero yo me disculpe, así que no es mi culpa— se dijo, regresando a su misma postura algo orgullosa y continuando con su caminata en dirección al centro de seul, donde vería a sus amigas.

Cuando estuvo ahí, pudo ver que ya estaban esperándola con regalos en las manos y hermosas sonrisas plasmadas en sus rostros, sonrisas que correspondió con el mismo gesto y corrió a abrazarlas con felicidad.

Una vez las cuatro estuvieron reunidas, comenzaron su caminata hacia una cafetería cerca de ahí, en donde tomaron asiento y comenzaron a charlar alegremente de cosas triviales, alegrando el día de daniela pero sin quitarle de la cabeza el pensamiento de lo que podría estarle pasando a su idiota personal .

Y es que ya habían tenido muchas peleas, varias mucho mas fuertes que la de hace unos días y él siempre volvía fiel a molestarla.

Como un perro, uno fastidioso y engreído…

Además ese día era su cumpleaños y él nunca perdía la oportunidad para fastidiarla en esa fecha, felicitarla por lo menos con alguna burla o darle una broma de regalo de cumpleaños.

¿Qué le pasaba?

—¿Ya escucharon los rumores que están corriendo por la escuela?— en ese momento la pregunta de chirs la saco de su ensoñación y fue entonces que decidió poner un poco de atención en la charla.

Tal vez estaba dándole mucha importancia a un asunto infantil.

—¿Qué rumores?— fue la pregunta de nile

—Si, últimamente me entere por niel que tu "hermano"(jeongmin), esta saliendo con una hermosa chica de su clase.

—No es mi "hermano" sory—respondió al instante daniela, haciendo una mueca de desagrado por la palabra y las demás rieron.

—Ya lo sabemos, pero bueno, como últimamente lo han visto con esa chica, es por eso que están corriendo esos rumores, aunque yo creo que ella es la que lo esta buscando, después de todo Lee nunca ha mostrado interés en nadie.

—Y creo que tampoco debería importarnos, es un idiota insensible, que salga con quien quiera— las tres muchachas la vieron con sorpresa por el comentario que lanzó, pero daniela se mantuvo inmutable.

—¿Sucedió algo hoy daniela?— preguntó sory.

—Ya saben lo que opino de él, así que, prefiero que cambiemos de tema— ninguna se opuso a la petición, por lo que decidieron continuar con su charla, hablando de otros temas menos relevantes, mientras daniela seguía sumida en sus pensamientos en contra del castaño.

Luego de un rato, salieron de la cafetería y continuaron caminando, visitando algunas tiendas, distrayéndose un poco y riendo a ratos.

Fue que después de salir del centro comercial, chirs se detuvo de pronto y señalo hacia una tienda de regalos de donde salía jeongmin con una bolsa en las manos, caminando hacia su casa como siempre, con su semblante despreocupado y serio.

—Era Lee— susurraron las tres al mismo tiempo y daniela solo lo vio todo algo sorprendida.

¿Le habría comprado un regalo?, o acaso…

—¿Qué estaba haciendo ahí?— susurro nile ajustando sus lentes.

—Ahora que lo recuerdo, el cumpleaños de la chica con la que según esta saliendo también es hoy, a lo mejor le compro un regalo y piensa declararle su amor o…

—¡Chirs!— grito sory interrumpiéndola, al ver que gracias a su comentario, daniela había convertido sus manos en puños, en una señal de que estaba furiosa.

Y si lo estaba, pero no por celos, sino porque Lee como siempre era un insensible, un maldito insensible que ni siquiera la había felicitado por su cumpleaños, cuando ella siempre lo hacia cada 2 de enero y en lugar de eso él le compraba regalos costosos a una extraña(osea esa chika).

—Maldito…— susurro.

—¿daniela?— cuestionaron sus tres amigas al unísono y ella al escucharlas, decidió que era mejor dejar el enojo.

No, de ninguna manera iba a arruinar su cumpleaños por nada del mundo y menos por él.

—Mejor vámonos, que se esta haciendo tarde— comentó, caminando en dirección contraria, siendo seguida por sus amigas que solo la veían dar zancadas y lanzar comentarios en contra de lee jeongmin


—¡Sorpresa!— daniela se asusto un poco por el grito, sin embargo no evito sonreír al ver que todos sus compañeros de clase y amigos estaban en casa, dándole la bienvenida en una fiesta sorpresa.

Hacia unos momentos había llegado ahí junto con Nile, Rsory y Chirs, solo para encontrarse con ese regalo y con las sonrisas de todos, que la veían con cariño y amabilidad y aunque afuera comenzó a llover, la noche continuó bastante bien, por lo menos para ella, que pudo olvidarse por un rato del asunto de jeongmin y se dejo llevar por la diversión.

Minhye desde otro ángulo la observaba con una sonrisa, pero al mismo tiempo veía el reloj con desagrado total.

—Tía, ¿Qué sucede con jeongmin?, él me prometió que estaría aquí, con nosotras— pregunto a la señora lee, que negó con la cabeza.

—Me dijo que iba a salir por hoy, pero aun así Minhye, no podemos obligarlo a estar aquí si él no quiere— la de ojos cafe gruño con molestia pero decidió continuar con todo, aun si su primo cascarrabias no estaba ahí cumpliendo con su promesa.

Finalmente todos se fueron de la casa de los Lee y daniela subió a su habitación, cansada por el día tan largo y dispuesta a dormir luego de tanta emoción.

Cerró la puerta de su habitación y se tiro en la cama, suspirando.

—Ese… tonto, ni siquiera se apareció por aquí en todo el día— murmuro y aunque no le importaba mucho, no podía evitar pensar en que posiblemente seguía molesto por el accidente con su mano.

Pero ella ya se había disculpado, groseramente, ¡Pero se había disculpado!

Volvió a suspirar y decidió cambiarse de ropa para poder dormir, era absurdo seguir pensando en eso y por mas que lo pensara no iba a hacer que el tonto de jeongmin se apareciera y le dijera "Feliz cumpleaños, tonta" o alguna variante de eso…

Además, ¡Ni que le importara tanto!, por ella que se fuera con su "chica" y mejor, así la dejaba tranquila.

—Si, daniela, no te interesa— se convenció y luego de eso, se cambio de ropa, pero antes de que apagara las luces, llamaron a su puerta con algo de insistencia.

Pensando en que podría ser Minhye, camino y abrió, encontrándose con jeongmin, que por cierto estaba vestido como un pandillero y que la veía con su mismo gesto sarcástico de siempre plasmado en su cara.
daniela se sorprendió e intento cerrarle la puerta, pero para su lastima él era mas fuerte y pudo abrirla por completo, para después entrar junto con ella.

—¡Que quieres!— gritó daniela con molestia.

—Que forma de recibirme, luego de que casi me rompes la mano, que desconsiderada— dijo él y ella no tuvo con que responder, pues era cierto lo que decía.

—De todos modos, ¿Qué haces aquí?

—Vine para desearte un Feliz cumpleaños, tonta y a darte esta cosa, se agradecida, no te mereces que te de nada— respondió él extendiendo una caja de regalo, de una forma un tanto grosera.

daniela abrió los ojos sorprendida y tomo la caja entre sus manos, sin decir nada, solo quedándose ahí, paralizada por la sorpresa.

Después de todo el regalo, si era para ella.

—Bien, me voy, odio estar rodeado de tanto rosa— y así como llegó, se fue, dejándola sola y en shock.

Cuando pudo reaccionar, sonrió y corrió a sentarse a su escritorio, para después desatar el listón que envolvía la caja y abrir el regalo, a la espera de saber que era.

Una vez vio el contenido de la caja, su sonrisa cambio por una mueca de horror y seguidamente aventó el "regalito" contra la pared, porque ahí dentro estaba una película, si, una película de terror, que incluso tenia una nota que garantizaba que no dormirías por más de una noche.

Un regalo que ella obviamente no iba a disfrutar, porque odiaba las películas de terror.

¡Si, las odiaba!

—¡jeongmin, eres un idiota!— gritó como de costumbre.

Sin embargo antes de que pudiera tomar la caja para ir a su habitación y aventársela personalmente en la cara, se dio cuenta que debajo de la película se encontraba un brazalete muy hermoso, que tenia varias flores de cerezo unidas entre si.

Abrió sus ojos de par en par, incluso se pellizco el brazo para saber si acaso no estaba soñando, pero luego de tocarlo con un dedo y comprobar que era real, sonrió y posteriormente tomó el regalo entre sus manos, admirándolo con felicidad.

—Bueno, tal vez… no eres tan idiota— susurro, para después apagar las luces y dormirse con el brazalete puesto en su muñeca.



e.e unies espero q les gusten ycomenten yia xD porfa siiiiiii:winking: 
a y me di cuenta qestan visitando seguido el foro enverdad esto merece un premio diganme q quieren de premio yyio l oare claro q sea facil xD

Ver perfil de usuario

Chris ♥

avatar
I'm GirlFriend
I'm GirlFriend
Hay!!
Me gusto mucho!
Yo aveces abro la boca de mas xDD
Unnie no es para que te molestes pero se escribe ''Chris'' no ''Chirs''
Pero no te preocupes,un error lo comete cualquiera xD
Sigue con tu Fic que esta muy bueno!
Quiero mi premio!!
xD

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/crismaily.duran.3

kim sori


I'm GirlFriend
I'm GirlFriend
Unnie aprovecho. Feliz Cumple en tu fic Smile. Ame el caaaaapp

Ver perfil de usuario

Fioreliz24

avatar
I'm GirlFriend
I'm GirlFriend
aww unnie me encantoo
me da risa un poquito las rtecciones de daniela XD
contii unnie

Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/fiorella.torres.18

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.